Si hacemos un recorrido de vitrinas actualmente, la constante son blusas y jeans con flores estampadas o bordadas.

Las flores de primavera completan más de un año en las fotos de modelos y en los desfiles de diseñadores pero son las bordadas las que hicieron su aparición a principios de 2017 y aún permanecen en los aparadores de ropa femenina.

En telas lisas o estampados de cuadros en un solo tono o de colores fuertes, estas prendas aparecen en atuendos informales o de trabajo. Combinan con todo y resultan delicadas y muy atractivas. Definitivamente, están de última moda!