Así como la moda, la decoración actual ofrece una variedad de estilos y colores, teniendo a la naturaleza presente.

En las paredes se están usando el verde esmeralda, el magenta y los pasteles. La gama estrella del otoño es la que va del rosa palo al terracota, pasando por todas las tonalidades del coral.

Papeles pintados, textiles y hasta muebles estampados con motivos botánicos, junto a lámparas de rafia, mimbre y papel.

En cuanto a materiales, la madera sigue siendo la reina absoluta en tonos naturales y cada vez más veteadas. Pero el cobre surge nuevamente con fuerza.

Por el lado de las texturas, es el terciopelo el que sobresale desde cojines hasta sofás. Y una tela moderna y actual como el denim también logra de un ambiente serio, uno muy actual.

Los elementos decorativos artesanales y sencillos son los más usados por los decoradores.   Y las vajillas en color blanco hueso mandan la parada en las alacenas de moda. Junto con la técnica de splatter o salpicado de tinta.

Las mezclas entre un estilo y otro buscando lo que más te gusta, es lo ideal para imprimir algo de tu personalidad a tu casa.